Logo

Actualidad

Vista al recinto Modernista del Hospital de la Santa Creu y de Sant Pau

Carme de Miguel - General

El grupo ha sido acompañado por una guía excepcional, tanto en conocimientos como en trato con el público. La visita ha empezado con la proyección de un vídeo de unos 10 minutos de duración sobre la historia del edificio. La construcción fue encargada en 1401 por el Consell de Cent de la ciudad y por el Capítol Catedralici de la Catedral de Barcelona. Después, los visitantes se han adentrado en el recinto por los túneles subterráneos.

 
Entre muchas curiosidades, se han destacado algunas como las connotaciones simbólicas del recinto. Por ejemplo, la planta del conjunto se construye alrededor de dos ejes, el vertical y el horizontal,  formando así una cruz. La cruz es el emblema del hospital y también lo que da nombre al edificio: Santa Creu (Santa Cruz). 
 
Otro ejemplo, a un lado del recinto encontramos cuatro pabellones, y en el otro lado cuatro más, la suma de los cuales son 8, y este número en horizontal es el símbolo del infinito. Existen otros símbolos, muchos relacionados con la historia hospitalaria de Barcelona y los valores a alegóricos de la Edad Media. 
 
El hospital se construyó esencialmente con ladrillo rojo, cuidando los aspectos artísticos, arquitectónicos y decorativos, y sin perder de vista el bienestar del enfermo. El objetivo era crear un entorno agradable y hacer más soportable la enfermedad. Esta también era y es la función y finalidad del jardín que rodea todo el hospital. 
Existe una carga de diseños iconográficos concretos o decorativos, pero el que más destaca es la figura del ángel protector que ampara y protege todo el recinto y por supuesto a los enfermos.
 
Es importante recordar que esta gran obra del arquitecto Domènech i Montaner, fue posible gracias al legado del banquero Pau Gil, escudos del quien encontramos repartidos por todo el hospital junto con la “cruz patente de la Catedral de Barcelona” y la Cruz de San Jordi.
 
El grupo ha acabado la visita bajando por la Avenida Gaudí, que justamente cumple 30 años de su configuración actual. Fue inaugurada el 22 de septiembre del 1985, durante las fiestas de la Mercè, por quién era entonces alcalde de Barcelona, el Excelentísimo Señor Pasqual Maragall i Mira.