Logo

Actualidad

Visita al recinto salensiano Martí-Codolar

Carme de Miguel - General

La Asociación de Alumnos, de Antiguos Alumnos y de Amigos ha disfrutado de una visita especial y privada a la Basílica del Tibidabo, que también es el primer Templo Expiatorio de Barcelona.

Mn. Toni Pardo ha recibido al grupo de visitantes. La primera parada se ha hecho en el segundo nivel del templo. Allí, se esconde una exposición recogida por el P. José María Sans, un trabajo minucioso en el que se reúnen pesebres de Francesc Camprubí.

La visita ha continuado con la explicación del origen de esta basílica, que fue levantada por los salesianos en 1886 con motivo de la visita de San Juan Bosco a Barcelona. El rector también se ha animado a recordar de dónde viene este nombre: “Cuando el Espíritu condujo a Jesús al desierto para que fuera tentado por el diablo, se lo llevó encima de una montaña, le mostró todos los reinos del mundo y su gloria y le dijo: todo esto te daré si, postrándote, me adoras o, en latín: haec omnia viderunt tibi dabo si cadens adoraveris me, la palabra tibi y la palabra dabo componen el nombre de Tibidabo.”

El grupo ha finalizado el itinerario visitando la casa salesiana Martí-Codolar. Como explica Joan Codina, director de este centro, la presencia de los salesianos en este sitio va desde 18 de mayo de 1949, poniendo en relieve dos ámbitos de actuación: la formación de muchas generaciones salesianas, y la educación de los jóvenes en el tiempo libre y la inserción social, así como la oferta de actividades relacionadas con la espiritualidad juvenil y el servicio del hospedaje.

La Asociación de Alumnos, Antiguos Alumnos y Amigos del ISCREB valora de forma positiva estas salidas y espera poder organizar más durante el segundo trimestre.