Logo

Actualidad

Maestros espirituales para el siglo XXI

Fra Octavi Vila Mayo, professor Iscreb - General

Han sido testimonios de su camino vital, de un camino espiritual, personas que suelen estar marcadas por las circunstancias históricas del siglo XX, especialmente sangrante en Europa. Tiempos de tragedias colectivas promovidas por los regímenes totalitarios que invadieron Europa durante gran parte del siglo. Itinerarios vitales y espirituales del siglo XX que transmiten una autenticidad y una pasión indudables.

Etty Hillesum (1914-1943) nacida en el sí de una familia de  clase media holandesa judía. Murió en el campo de Auschwitz el 15 de setiembre de 1943 como una víctima más del holocausto. Entre marzo de 1941 y su muerte, Etty Hillesum escribe un diario, recuperado el año 1981, “lo que yo vivo en mi interior, y que no es tan sólo mío, no tengo derecho a guardármelo para mi sola”. El suyo es un itinerario vital en el que Dios se abrió camino en su vida, lo descubrió dentro de ella a la vez que la barbarie de los hombres enemigos de los hombres tejían su muerte.

Madaleine Delbrêl (1904-1964) nacida en una familia trabajadora francesa tiene en la fecha del 24 de marzo de 1924 un momento clave en ser, según ella, “iluminada por Dios” pero juntamente con su no concretada vocación religiosa tendrá una vertiente social con una experiencia directa sobre el mundo obrero. Para ella, Jesucristo no es solo un referente sino una presencia real. Desconocida prácticamente hasta su muerte, ha resultado ser cada vez más un referente de la espiritualidad vivida desde la laicidad.

Pierre Teilherd de Chardin (1881-1955) es bastante conocido y conocida es su experiencia vital. Teólogo y científico, miembro de la Compañía de Jesús, la suya es una vida dedicada a la cosmovisión humana, religiosa, cristiana y mística; siendo la concepción del Cristo cósmico seguramente el elemento más difuso y elaborado.

Roger Schutz (1915-2005) está vinculado para siempre a Taizé, centro de meditación y plegaria donde fundó una comunidad ecuménica que ha sido un referente a lo largo de la segunda mitad del s.XX, especialmente para los jóvenes europeos.

Han sido buscadores de la verdad, verdaderos buscadores de Dios desde el más profundo de la condición humana, desde lo que alguna vez se ha denominado el hombre como ser religioso, inquietos para llegar al fondo del alma humana. Buscadores de un Dios que apareció en su camino. Un Dios que ha buscado practicando el amor, sobretodo el amor al prójimo; han sido luchadores y luchadoras para la libertad y los derechos fundamentales de la persona hasta llegar a dar la prestada para los enemigos de la libertad, de la verdad, enemigos de Dios que tiene en los hombres y las mujeres sus criaturas predilectas.