Logo

Actualidad

Los textos bíblicos y el señor de los anillos

Redacció Iscreb - General

DIPLOMA EN MITOLOGÍA Y SIMBOLOGÍA - CURSO 2019-20

Los artistas beben de otras Fuentes, de inspiran en un escrito, en una imagen, en una escena que han vivido y a partir de aquí imaginan mundos. John Rondald Reuel Tolkien creó su propio mito para expresar su fe en la Iglesia católica. Jaume Fontbona describe los paralelismos que existen entre los tres libros del Señor de los Anillos y los textos bíblicos.

Enmarcada dentro del ciclo de conferencias del Diploma de Mitología y Simbología, el profesor invita a hablar del mito creado por el escritor J.R.R. Tolkien. “Tolkien quiere reflejar en su creación mítica que la esperanza se enraíza en el amor de Dios vertido en nuestros corazones.”

El ponente, basándose en las tres verdades del cardenal Cardjin, ha interpretado la creación literaria de Tolkien: la verdad de fe, de experiencia y método. “La verdad de fe son las convicciones creyentes del autor, la verdad de experiencia el mundo real zarandeado por la Segunda guerra mundial y por el éxodo rural, y la verdad de método es el mundo mítico de la Tierra Media.”

Algunos ejemplos que han aparecido durante la conferencia:

Viajes con misión: Tal como Abraham sale de su pequeño mundo para una misión, en el Señor de los Anillos un grupo de personajes salen de La Comarca para una misión. La misión es similar en ambos casos, ir hacia el Dios verdadero sin caer en la tentación del mal.

La esperanza: La función del mundo mítico de Tolkien es infundir esperanza. La esperanza nos santifica, nos diviniza. Aparece una llamada a la esperanza en medio de un mundo dominado por las máquinas y los atentados. El autor, a través de sus escritos, transmite que la esperanza nos santifica, y que el amor de Dios fomenta nuestra esperanza y nuestra fidelidad, desde nuestra debilidad y divinidad.

El Anillo: El anillo es el objeto que pondrá a prueba nuestra humildad. En el Señor de los Anillos existen dos mundos por los que te puedes sentir atraído, “puedes servir al amor que Dios nos manifiesta en los otros y en la creación” o bien “dejarte llevar por la soberbia y servir al poder que elimina al otro y a la creación.”

El anillo representa posesión, poder para ser adorado, para eslavizar todas las razas. El anillo cautiva y seduce a la persona que se lo ponga, lo apartará del camino de Dios. Existen seis personajes que caen en esta tentación: Gándalf, Sáruman, Galádriel, Bóromir, Sam y Frodo. Todos son perdonados, igual que Gollum, personaje corrompido por el anillo, que es perdonado tres veces. El único que queda sin esclarecer, si es perdonado o no, es Sáruman que es quien traiciona a los que le habían enviado: Judas, el traidor de los doce.

Fidelidad: Gándalf y Áragorn son fieles de forma sólida a la misión recibida, estos personajes toman forma humana y se someten a la mortalidad. Gándalf muere luchando con un ángel caído, y Sáruman muere delante de los hobbits. Los dos reflejan la fidelidad de Dios hacia sus creaturas y el amor.

Misericordia: La presencia de la misericordia divina también está indicada con la luz del frasco de Galárdiel, con las águilas que salvan a Gándalf de Sáruman, y a Frodo y a Sam. Las águilas anuncian victoria sobre el mal. Después de vencer, crecerá el Árbol que hace referencia a la presencia permanente de Dios en medio de su pueblo y sin ningún tempo. El Árbol florido es una clara alusión al misterio pascual, además de aludir a la perdurabilidad del reino instaurado “Tal como el árbol seco significa la caída de Nímenor, el árbol florido simboliza la presencia salvadora de Dios.” podéis descargaros la traducción en castellano de la ponencia aquí (en formato pdf).

El vídeo del acto lo encontráis en catalán, podéis descargaros la traducción en castellano de la ponencia aquí (en formato pdf).

DIPLOMA EN MITOLOGÍA Y SIMBOLOGÍA - CURSO 2019-20