Logo

Actualidad

La filosofía como cura del alma y del mundo

Entrevistat: Francesc Torralba, Entrevistadora: Lucia Montobbio - General

¿De qué manera la filosofía puede curar al mundo?
Los filósofos antiguos concibieron la filosofía como una cura animae y cura mundi, es decir, como cura del alma y cura del mundo. Demasiado a menudo se identifica con un saber anacrónico y sencillamente ornamental que no puede aportar nada a nuestro mundo, pero esta percepción de la filosofía es completamente equivocada. Platón concibió el filósofo como médico del alma y Karl Max exhortaba los filósofos a transformar el mundo. La filosofía no es una praxi, pero tiene la capacidad de ordenar el mundo y proponer un horizonte de vida, nos da las claves para distinguir lo que es esencial de lo que es accidental y argumentos para combatir ideologías que lesionan gravemente nuestra convivencia. 
 
¿Y nuestra alma?
La filosofía es terapéutica en la medida en que ofrece un sentido, un gran relato, una razón por la cual valga la pena vivir. Nos da unas claves para ordenar el caos cotidiano y orientarnos en la existencia y, finalmente, nos ofrece herramientas para comprender el fondo pasional del ser humano, este secreto universal de pasiones que fluyen dentro de nosotros, para examinar lo que nos mueve y nos conmueve y para administrar correctamente lo que sentimos sin herir a nadie. 
 
¿A qué filósofos te refieres en tus clases?
Me refiero a autores clásicos como Platón, Séneca, Marco Aurelio, Cicerón, pero también a filósofos contemporáneos como Arthur Schopenhauer, Kierkegaard, Nietzsche.

¿Cuál de tus publicaciones podemos leer para conocer más sobre este tema?
Mi discurso de ingreso en la Real Académia de Doctores, presentado el 4 de diciembre de 2014 y titulado “La filosofía como cura del alma y cura del mundo” es la publicación que refleja más genuinamente los contenidos de este curso que imparto en el ISCREB.