Logo

Actualidad

G. Magalhães: “No debemos tenerle miedo a la ficción como parte de la verdad, porque el mismo Jesús, nuestro guía, tampoco lo tuvo”

Lucia Montobbio - General

Gabriel Magalhães, profesor del Departamento de Letras de la Universidad de Beira Interior, ha pronunciado la lección inaugural del curso 2015-2016 del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona (ISCREB), bajo el título Los caminos de la literatura hacia Dios: sobre el valor de la ficción narrativa y el artificio retórico para la fe cristiana, en un acto celebrado en el aula Magna del Seminario Conciliar de Barcelona y que ha sido presidido por el cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach.

Gabriel Magalhães ha empezado la ponencia construyendo una metáfora que ha resumido el esqueleto del discurso: “Cuando empecé a preparar esta lección sobre literatura y espiritualidad, me sentí perdido en dos océanos, el amplio Atlántico de tantos milenios de creación literaria y el inmenso Pacífico de la larguísima historia de las materias espirituales. Así pues he construido un barco, la madera del casco de esta nave que les propongo para nuestro viaje consiste en dos puntos específicos del campo literario: el de la ficción narrativa, y el del artificio retórico que analizaremos con la fe cristiana.”

Con este barco imaginario, Magalhães ha recorrido la obra de autores místicos como el beato Ramon Llull, Santa Teresa de Jesús, y otros libros de Cervantes, Calderón, Neruda, Kafka o Pessoa, “de forma que como velas tenemos las páginas de estos escritores laicos y consagrados; no obstante el timón y la brújula de esta carabela espiritual serán los Evangelios, mientras que en la bodega viajará nuestra memoria de la Biblia, y la proa de esta navegación apuntará hacia el futuro en el que deseamos que se recupere la conexión entre literatura y espiritualidad, entre ciencia, razón y creencia, entre la fe y el mundo.”
 
El ponente ha seguido advirtiendo que los cristianos a veces huyen de la palabra ficción, si algo temen es que los puntos esenciales de la fe se consideren como “cuentos chinos o fantasías”. Por contra, ha continuado, “los Evangelios están llenos de ficciones, me refiero por supuesto a las parábolas de Jesús, a los microrelatos”. Magalhães ha presentado un Dios hecho hombre, pero también un Dios que cuenta cuentos, “como una madre lo hace todas las noches a su hijo.”
 
El profesor se ha interrogado después sobre esta cuestión, “¿por qué usó el hijo de María esos microrelatos que son las parábolas?”. Durante el transcurso de su conferencia ha encontrado cinco motivos: las historias permiten subrayar, con su fluorescencia mágica, nuestra humanidad; pintan el mundo; son espejos donde empezamos a vernos; son mentiras que viajan rumbo a la verdad; y constituyen una de las mejores maneras de introducir el debate. 
 
Acto seguido, Gabriel Magalhães ha introducido el segundo de los temas, el uso de las figuras retóricas: “esto que hemos visto en lo que respecta a la ficción, a la narrativa, también lo veremos en lo que concierne a los artificios retóricos. Una vez más, nuestra tendencia sería pensar que nada andaría más lejos de Jesús que esa pretenciosa máscara tallada por las figuras de estilo, por eso que llamamos, a veces con algún desdén, retórica, ornamento verbal. Y resulta curioso comprobar que una vez más nos equivocamos. Una vez más el Salvador está mucho más cerca de nosotros de lo que pensábamos.
 
Cristo es capaz de todo lo humano, con excepción del pecado, y el vals de palabras que se pinta en las figuras de estilo también paso por sus labios.” A partir de diferentes ejemplos, la audiencia ha podido descubrir que las figuras retóricas más comunes en la Biblia son la paradoja “deja que los muertos entierren a sus muertos” y la metáfora/comparación “seguidme, y yo os haré pescadores de hombres”. Según el profesor, estos dos
recursos literarios son los más comunes porque ambos nos acercan lo que nos cae lejos, “a través de la
metáfora y la paradoja, el Salvador nos habla de ese amor divino que, en el cosmos, todo lo conjuga
con todo, aunque esas totalidades puedan ser divergentes.”
 
Gabriel Magalhães es profesor de literatura en la Universidad de Beira Interior (Covilhã, Portugal). Ha publicado cuatro novelas: “Não Tenhas Medo do Escuro” (2009), “Planície de Espelhos” (2010), “Madrugada na Tua Alma” (2011) y “Restaurante Canibal” (2014). Entre sus libros, se cuentan dos ensayos: “Los secretos de Portugal” (2012: escrito en castellano) y “Como Sobreviver a Portugal” (2014). Y hay, además, una obra a la que el autor tiene un cariño especial: “Espelho Meu” (2013), un conjunto de reflexiones sobre los Evangelios. Este texto se ha traducido al italiano y se prepara la traducción catalana. Colabora en “La Vanguardia”.
 
Intervención del director del ISCREB 
El director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona (ISCREB), Antoni Matabosch, ha recordado que el centro cumple este año 20 años de estudios presenciales, y 15 de oferta de estudios on-line. Antoni Matabosch afirma que ha sido un largo camino pero que ha sido agradable, lleno de retos que era necesario alcanzar y a veces de obstáculos que se han querido superar.
 
El director ha comparado al ISCREB con el cuerpo humano, con una cabeza que representa la razón porque quiere pensar y repensar la fe cristiana, un corazón en representación de la espiritualidad porque la fe quiere ser vivida, unas manos que representan la pastoral y un pulmón que sería la cultura. Antoni Matabosch describe: “el análisis más objetivo posible del camino recorrido nos ayuda a darnos cuenta de los defectos y los retos futuros, de forma realista y esperanzada”.
 
Además, se repasan las relaciones institucionales realizadas durante el último año. Se han firmado convenios de colaboración con el KAICIID, una importante institución especializada en el diálogo interreligioso; con el GTER, Cristianisme i Justícia y Migra Studium para continuar con los cursos de diversidad religiosa para funcionarios; con la FEDAC para aumentar una oferta específica de algunas asignaturas de Bachillerato en Ciencias Religiosas para los profesores de secundaria; y con la Fundación Maragall en el momento de ofrecer cursos breves por Internet sobre temas desarrollados en “Qüestions de Vida Cristiana.”
 
El perfil del alumnado del ISCREB
Durante el curso 2014-2015, el centro ha contado con un total de 1.032 alumnos, distribuidos de la siguiente manera: 173 presenciales, 774 virtuales, 25 alumnos que han mezclado las dos modalidades – presencial y virtual- y 110 pertenecientes a los cursos de extensión universitaria. La mayoría de los alumnos del ISCREB son mujeres, tanto en la modalidad virtual (60,8% cómo en la presencial (65%). Por franjas de edad, el segmento mayoritario es el de 41 a 55 años, tanto en la opción presencial (37,3%) como en la virtual (35,5%). Los menores de 30 años son la
minoría: representan el 7,5% de los alumnos presenciales y el 27,9% de los virtuales.
 
En cuanto a la formación de los alumnos: el 89,3% tiene estudios universitarios. Por lo tanto, muchos se matriculan en el ISCREB para complementar su formación, reforzar su profesión o para cambiar de sector en el mundo laboral.
En el decurso del acto también se han entregado diplomas a los alumnos que durante el curso 2014-2015 han superado la Diplomatura y la Licenciatura en Ciencias Religiosas. 
 
Sigue la conferencia aquí: https://www.youtube.com/watch?v=mGnhGvndqD8