Logo

Actualidad

El Padre Bernabé Dalmau habla de liturgia a partir del documento "La alegría del Evangelio"

Toni Olives, Full dominical església de Menorca - General

¿Qué nos pide el papa Francisco referente a la liturgia del documento “La alegría del Evangelio”?: La evangelización dichosa resulta belleza en la liturgia en medio de la exigencia diaria de extender el bien. La iglesia evangeliza y se evangeliza a ella misma con la belleza de la liturgia, la cual también es celebración de la actividad evangelizadora y fuente de un renovado impulso oblativo (p.24). En otros párrafos existen otras indicaciones, de una manera especial para la homilía. Que dice es un género peculiar, ya que se trata de una predicación dentro del marco de una celebración litúrgica; por tanto ha de ser breve y evitar parecerse a una charla o a una clase.

¿Cree que la asamblea reunida entiende la liturgia de la misa, lo que celebramos?: Debería entenderla, sí. Por esto el Concilio Vaticano II reforma los ritos y autorizó la lengua vehicular en vez del latín. Pero conviene no olvidar que la liturgia pide también un catequismo de iniciación y, además, siempre tendrá y ha de tener una dimensión de misterio, porque es la actualización de la obra de la salvación.

Jaume Campalans en su libro “Vivir la misa” en la presentación dice que los humanos nos acostumbramos a todo, ¿cree que nos hemos de acostumbrar a ir a misa?: Sería bueno acostumbrase, pero sin caer en una rutina, sino siendo muy conscientes de que vivir la misa es entrar en diálogo con Dios junto con los hermanos. En el número 137 de “La alegría del Evangelio” dice: Es necesario recordar ahora que la “proclamación litúrgica de la Palabra de Dios, sobretodo en el contexto de la asamblea eucarística, no es propiamente un momento de meditación y de catequesis, sino que es el diálogo de Dios con su pueblo, en lo que son proclamadas las maravillas de la salvación y propuestas siempre de nuevo las exigencias de la alianza”

Damos por finalizada la misa con las palabras de cierre “iros en paz”, pero esta frase, ¿no es más bien una invitación a continuar la liturgia de la misa en la calle y no una despedida?: Sí,  la misa es fuente de vida cristiana, ha de haber continuidad entre acción litúrgica y vida ordinaria del creyente (trabajo, vida familiar, acción social, ocio)

Artículo original, haz clic aquí