Logo

Actualidad

EL CUIDADO EN EL HINDUISMO

Fabian E. López - General

 En un país donde el clima y la geografía promueve las enfermedades, las inundaciones y las sequías, donde la población es abrumadoramente numerosa, y las dificultades económicas de una gran parte de la población es un problema histórico, la ayuda y el cuidado del prójimo es una necesidad ineludible.

Esa es la realidad de la India, cuna del hinduismo, del budismo, del jainismo y del Sikhismo, y por ese motivo encontramos que en estas tradiciones religiosas la compasión y la caridad son valores fundamentales.

El cuidado del otro tiene muchas razones, sociales, religiosas, filosóficas, pero podemos entender que, debido a la realidad material del contexto geográfico y climático, con sus consecuencias sanitarias, le ha dado una relevancia muy grande.

Por ejemplo, algunas de las actividades piadosas que la gente practica en el hinduismo tienen mucho que ver con ayudar y proteger a la gente, especialmente a los peregrinos, como plantar árboles a los lados de los caminos, algo muy necesario para aliviar el tránsito de las personas, o hacer pozos de agua, o promover y sostener los dharmashalas, refugios para peregrinos, así como distintos tipos de refugios para personas desprotegidas.

El cuidado de los otros se considera una de los pilares esenciales en los sistemas de crecimiento espiritual, el Karma-Yoga es un ejemplo de ello. Para todo hindú (o jaina o budista) el karma es una ley física (tercera ley de Newton) y metafísica, por lo que todo acto de piedad, de cuidado al necesitado y al desprotegido, es correspondido por una retribución del mismo valor en el futuro. Eso es Karma, y para algunas personas que creen en este principio, realizar actos benéficos hacia los demás es una manera de alcanzar un mejor estatus material futuro.

Pero el Karma-Yoga va más allá de esto, porque se basa en la acción desinteresada, cuidar y ayudar al prójimo sin esperar nada a cambio. A través de la práctica del Karma-Yoga la persona cultiva la empatía y la compasión hacia los demás, así como el desapego personal y el compromiso con la sociedad.

El Karma-Yoga se describe en los primeros capítulos de la Bhagavad Gita, y se enfatiza el trabajo social desinteresado. Es decir, cumplir con el deber de acuerdo a la naturaleza particular de cada persona (lo que se conoce como dharma en el hinduismo), y ayudar al prójimo sin esperar nada a cambio, es decir, realizar el servicio por el servicio en si mismo, por amor y compromiso con la profesión, independientemente de los frutos o el reconocimiento de la misma.

Este Karma-Yoga enseña a las personas a trascender el egoísmo y el apego por los resultados personales, en beneficio del servicio a los demás. Cultivar en la conciencia de todas las personas la empatía y la preocupación por el bienestar del otro.

Las obligaciones religiosas incluyen diversas formas de caridad. Por ejemplo, las Escrituras obligan al dueño de casa a salir por la puerta principal antes de cada comida y anunciar tres veces: “¿Alguien tiene hambre? ¡Ven a tomar tu comida! " Y solamente después de esto la familia puede comer, con o sin invitados. Esto es solo un pequeño ejemplo de las muchas costumbres y preceptos religiosos que se pueden encontrar en el hinduismo acerca de la preocupación y el cuidado del prójimo.

 

Fabian E. López

Es Licenciado en Estudios Orientales por la Universidad del Salvador. Escuela de estudios Orientales (Buenos Aires-Argentina) y Experto en Estudios Orientales: Área Hinduismo-Yoga por dicha universidad. Instructor de Yoga. Federación de Yoga de la República Argentina. Ha publicado "La Bi-unidad de Radha y Krishna: inconcebiblemente uno y diferentes a la vez". Revista digital de la Escuela de Estudios Orientales de la Universidad del Salvador.

Ex-docente de la Universidad del Salvador.- Escuela de estudios Orientales (Buenos Aires-Argentina) y del Centro de Eutonía y Iogaterapia, filial argentina del Lonavla Institute (India).
Actualmente es docente del Instituto Bhaktivedante de España - Centro Bhaktivedanta. Es miembro de la comunidad hindú de Barcelona, y participa en las actividades de dialogo interreligioso de la UNESCO y del ayuntamiento de Barcelona.