Logo

Actualidad

Ecología en Santa Clara de Asís

Rita Maria Da Paixao OSC - General

Este Trabajo de investigación “Ecología en Santa Clara de Asís, relación-comunión con toda la Creación” es un campo de investigación desde la ecología integral que queda abierto a nuevas investigaciones y a Nuevos temes, como puede ser el ecofeminismo.

Santa Clara de Asís (1193-1253) es una de las figures femeninas más grandes de la historia, la única mujer que escribió una Regla, una Regla escrita por una mujer y por mujeres, aunque ha estado oculta durante ocho siglos. Clara de Asís no habla directamente del tema ecológico y es muy difícil encontrar referencias de reflexión o estudios en relación a este tema. Puede parecer una tarea atrevida, pero vale la pena. Haciendo una lectura cuidadosa y atenta desde una perceptiva ecológica de su vida y de sus escritos, podemos descubrir pequeñas chispas luminosas que revelan una profunda sensibilidad ecológica que podemos ofrecer, a la persona de hoy, retos provocativos tiernos y de simplicidad evangélica.

El objetivo de este Trabajo es ver como santa Clara de Asís vivió, enseñó y transmitió su Forma de Vida, que no es nada más que una forma de vivir la comunión y la fraternidad desde una ecoprofundidad reflejada en las relaciones con todo aquello creado, con la obra de Dios. Y desde esta perspectiva, intentar descubrir lo que puede aportar a la ecología franciscana y a la ecología actual su forma de ser y estar en el mundo.

Clara de Asís vivió con profundidad y al mismo tiempo con simplicidad una vida sencilla, simplemente con lo necesario. Disfruta de lo que tiene, no se apropia de nada, comparte con los más pobres. La simplicidad es garante de sostenibilidad de nuestro planeta rico en energías y recursos, pero al mismo tiempo limitante. La simplicidad nos despierta un vivir de acuerdo con las necesidades básicas.

Clara nos invita a hacer la revolución de la sostenibilidad, a vivir un estilo de vida ecológicamente sostenible fundamentada en las relaciones de cooperación en todas las actividades, en todos los momentos y con todos los seres creados por Dios, Padre de las Misericordias. Así y todo, se transforma en manifestación del Creador y todo puede transformarse en oración delante del Creador. Santa Clara exhortaba a las Hermanas “a adorar a Dios cada vez que vieran árboles bellos, florecidos y frondosos; y quería que hicieran los mismo en el momento de ver los Hombres y mujeres y las otras criaturas, a fin que Dios fuera adorado en todo y por todo” (ProC1 14,9).

Así como hablamos de carisma franciscano-claretiano o espiritualidad franciscana-claretiana, me atrevo a decir que también se puede llamar desde ahora ecología franciscana- claretiana. 

Podéis leer aquí la tesina completa.