Logo

Actualidad

100 personajes bíblicos

Joan Ramon Marín Torné, professor ISCREB - General

El libro 100 personatges bíblics (Valls: Cossetània Edicions 2019) nació de la iniciativa de la editorial Cossetània. Por lo que he podido saber, existe amistad entre el personal de la editorial y de algunos miembros de la Associació Bíblica de Catalunya. Al final, la propuesta de escribir “alguna cosa” sobre la Bíblia llegó a mis manos.

El libro forma parte de la colección “De 100 en 100” en la que Cossetània publica libros sobre las temáticas más variadas. Los libros de esta colección tienen, literalmente, la estructura de 100 puntos que configuran el contenido de cada título. Por tanto, en 100 personajes bíblicos encontraréis cien capítulos. Esto sí, no es necesario sufrir demasiado, porque cada capítulo se alarga, como máximo, hasta una página y media.

Una estructura así, marca la lectura del libro. Los cien capítulos tienen, al mismo tiempo, un carácter individual y un vínculo de conjunto. Esto significa que el libro se puede leer desde la primera página hasta la última de seguido, como si esto fuera un tipo de novela, o se puede leer, si se prefiere, por capítulos sueltos, tirando de lo que más guste o interese en un momento determinado. Las dos maneras de enfrentarse al libro son perfectamente válidas.

Si lo leéis de seguido, como un conjunto, será – salvando todas las distancias- como si leyerais el texto bíblico. Hasta donde he podido, he seguido el hilo conductor del texto bíblico. Es necesario decir que los 100 personajes (en realidad son unos cuantos más) abrazan todo el arco bíblico desde el libro del Génesis hasta el libro del Apocalipsis. Por tanto, quedan incluidos en el Primer (Antiguo) y Nuevo Testamento. También se ha de decir que difícilmente encontraréis ningún libro en el mercado dedicado solo a personajes bíblicos, y que tampoco lo encontraréis con el intento de ser lo máximo completo posible. Si uno quiere tener información sobre los diferentes personajes que aparecen en la Biblia es necesario recurrir a los Diccionarios y Enciclopedias Bíblicas.

Si leéis el libro puntualmente por capítulos, según vuestro interés (para leer un capítulo no se tarda más de diez minutos) será como si hicierais una tarea de consulta particular. “Me interesa el profeta Jeremías”, por ejemplo, pues vais al capítulo dedicado a este profeta, y en diez minutos tenéis la información básica. Digo que será como si hicierais una tarea de consulta con toda la intención. De hecho, una intención del libro es que lo uséis como libro de consulta, aunque no es un libro de estudio. Para seguir con el ejemplo anterior: os interesa el profeta Jeremías, y en su capítulo encontráis que su misión tuvo lugar en el tiempo del rey Jeconías, perfecto, pues, ahora id al índice y buscad el rey Jeconías. Y leer el capítulo correspondiente. Supongamos aún, que leyendo que Jeremías era crítico con los que adoraban a Astarté…. ah, pues, mirad el índice por si aparecen dioses y diosas cananeos o asirios o babilonios... y os informáis sobre aquella diosa. Y así, podéis ir haciendo hasta zurcir una visión sobre el tema.

100 personajes bíblicos quiere llenar, modestamente, una laguna de cultura general bíblica y, si a alguien le sirve, puede ser útil para la pastoral bíblica. 

Ver ficha del libro